¿Notas tus ojos secos?

El síndrome de ojo seco es una patología ocular que se debe a la falta de producción de lágrima, a una lágrima de mala calidad o a una rápida evaluación de la misma, que provoca una deshidratación de la superficie ocular.

Si notas sensación de arenilla, picor en los ojos, visión borrosa, enrojecimiento ocular, aumento de la sensibilidad a la luz, lagañas, aumento del lagrimeo (aunque parezca contradictorio), fatiga ocular... puede que tus ojos necesiten ayuda.

La sequedad ocular es una enfermedad crónica, que empeora con el tiempo y que además de las molestias que causa si no se trata correctamente puede agravarse y derivar en otras patologías como blefaritis, inflamación ocular,úlceras corneales, queratitis….

Ojo seco y uso de mascarillas

Según alerta el Consejo General de Farmacia (CGF) durante la crisis sanitaria que vivimos, los casos de ojo seco han aumentado considerablemente.

En España se estima que un 30% de las consultas de oftalmología son debidas al síndrome de ojo seco y que además  la mitad de las personas que lo padecen aún no han sido diagnosticadas.

La sequedad ocular ha aumentado en el último año de manera considerable debido al incremento de las horas de uso de pantallas digitales por el teletrabajo o por el uso de móviles y al uso de las mascarillas al desviar el aire que exhalamos hacia los ojos secanco su superficie.

¿Qué hago si noto mis ojos secos?

Probablemente si has llegado hasta aquí es que hayas identificado alguno de los síntomas anteriormente descritos, si es así, lo primero que debes hacer es pedir cita en un centro óptico que realice exámenes de ojo seco. A partir de ahí podrán determinar que tipo de ojo seco tienes y cuales son las mejores opciones de tratamiento.

Entre los tratamientos más comunes se encuentran las lágrimas artificiales, la modificación de factores ambientales, las normas de higiene visual, geles nocturnos, y para casos más graves sueros autólogos o cirugía.

¿Qué lágrima artificial es la mejor para mis ojos?

No todos los ojos secos son iguales, existen en el mercado más de 200 lágrimas artificiales distintas por eso es importante antes de empezar a utilizar cualquier lágrima artificial acudas a tu óptica de confianza para que te realicen un examen de ojo seco y un análisis del estado de tú superficie ocular y puedan determinar qué tipo de lágrima es mejor para ti.

En LiberÓptica realizamos un examen completo de ojo seco y evaluación de la superficie ocular que incluye pruebas como biomicroscopia, meibografia, test schimer, Osdi.

Si notas molestias pide tu cita y “Libera tu visión

Síguenos

Apúntate a nuestra newsletter

Últimas publicaciones

Product added to wishlist
Producto añadido para comparar